lunes, 22 de agosto de 2011

EL PATRIMONIO SOCIAL DE MEXICO EN PELIGRO

El alcohol es uno de los principales detonadores de violencia en las secundarias causando una fuerte alarma en la capital. Se estima que el 52% de adolescentes, entre las edades de 13 y 16 años, se emborrachan tres o más veces a la semana, debido a la ausencia de los padres en casa.

México tiene un serio problema de alcoholismo juvenil por el consumo explosivo que se da durante jueves, viernes, sábado y ahora están empezando a consumir también los miércoles. Las ciudades con mayor índice del problema son: Distrito Federal, Hidalgo, Aguascalientes, Morelos y Michoacán que destacan por el consumo de alcohol en exceso en menores de edad.

En la última Encuesta Nacional de Adicciones se reporta que 14 de cada 100 adolescentes en el Distrito Federan además de alcohol consume mariguana y cocaína. Adolescentes de 12 y 13 años admiten tener contacto con el alcohol dos o tres veces por semana, en donde las mujeres dicen consumir 5 cervezas por ocasión y los varones alrededor de 8. Pero también se especifican casos de niños de primaria consumidores de alcohol (8 de cada 100).

PROBLEMAS A LARGO PLAZO

Según especialistas que trabajan con la juventud informan que durante el período de la adolescencia, el cuerpo comienza a producir hormonas del crecimiento que permiten al cerebro alcanzar su madurez, por lo que ingerir alcohol en esta etapa altera la bioquímica cerebral, bloqueando una plenitud máxima y los efectos se verán 10 ó 15 años después de los primeros consumos. Ya que el cerebro tiene un mecanismo para aprender y procesar información, mediante la concentración, después por el entendimiento y más tarde por la memoria. Por lo que el alcohol es un enemigo de éste proceso, debido a que interrumpe y altera la concentración de los menores. En consecuencias los adolescentes presentan problemas de aprendizaje debido al déficit de atención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada